ROOM TOUR: últimos cambios en el dormitorio

Sin parar voy haciendo cambios en la casa, de mover cosas, de incorporar muebles y otras piezas y, aunque quiero, lo cierto es que no soy tan rápida convirtiéndolos en un post. Me falta un poquito de agilidad para preparar la sesión, hacer las fotos y acabar mostrándolas aquí. Por eso me he dado cuenta de que creo que no os he enseñado mi dormitorio tal como está ahora. Sí que lo hice al principio de mudarnos a esta casa; tras la reforma no teníamos más presupuesto para piezas como el cabecero, e improvisé uno cuya principal finalidad era proteger la pared de las rayaduras del somier (que estuvo colocado varios años, de hecho) y que me costó poquísimo de hacer (sigue siendo uno de los posts más vistos del blog, podéis releerlo haciendo clic aquí).





Pues bien, después de un viaje a Marruecos, conseguí mi querida colcha handira, que es ahora el cabecero de la cama, sustituyendo a las placas de poliestireno de las que os hablaba hace un momento. En realidad, se queda un pelín estrechita, porque la cama es de 180 cms., pero me sigue encantando; tiene un punto entre chic y tradicional muy atractivo para mí (en este post, clic aquí, tienes más ideas con estas colchas tradicionales marroquíes, tejidas como regalo para la novia antes de la boda).



La handira es de color piedra, y tiene lentejuelas plateadas. Esa combinación de colores y texturas permite combinarla con un buen montón de colores neutros, pero también añadir color. Para mí, los neutros deben estar en las superficies grandes, como las cortinas, que son de un color gris acerado, o la cama, que siempre tengo vestida de blanco. En relación a la cama, os enseño la última incorporación al dormitorio: un protector de colchón, de rizo, muy fresco (y que se adapta perfectamente a colchones gruesos como el mío, lo que es todo un hallazgo), y unas sábanas bordadas, 100% algodón peinado de 180 hilos, un auténtico lujo a la hora de dormir. Ambos son de Burrito Blanco, una marca de larga trayectoria, lo que siempre da mucha confianza. Me encanta la franja bordada de las sábanas y la frescura del algodón, ese punto almidonado que tiene la hilatura con semejante trama. Soy incapaz de dormir con fibras artificiales, y mucho menos en verano, cuando lo más agradable que puedo imaginar son unas sábanas como estas.



Frente a la cama tenemos un largo tocador de acabado roble, con dos taburetes trenzados de Zara Home y dos lamparitas de mesa, con pies de Maisons du Monde y pantallas de lámpara amarillas que compré en una tienda de segunda mano. Siempre me ha gustado jugar a la simetría, se ve todo muy ordenado, pero ahora mismo tenemos ahí una tele estropeando la composición (y que además, no ponemos en marcha nunca). Hace un tiempo hice unos cuadros para este rincón, pero terminé regalándolos (eran geométricos, puedes verlos en este post sobre cómo hacer tus propios cuadros).


Frente a la puerta de la terraza, coloqué una única caída de cortina de rayas gris y blanco en seda salvaje. Está rozando el suelo, nunca sé bien del todo la altura ideal para una cortina porque todas tienen sus pros y sus contras, pero reconozco que me gustan tocando el suelo.




Otro rincón de la habitación es el de sofá, que se aprecia levemente en la imagen. Es un sofá de los años 70 en color caramelo. Era de mi abuela, además de que me encanta, me recuerda a ella, así que no podría prescindir de él. Delante, una mesita alta de caña, con la banqueta tapizada, nos sirve como maletero para nuestras constantes idas y venidas de fin de semana.


Se trata de un dormitorio de una casa muy cerca del mar, por eso, aunque elegante, quería que resultara poco complicado y fácil de vivir, un look costero un poco renovado, esa era mi intención al abordarlo, aunque lo cierto es que se ha ido decorando poco a poco, según hallazgos :-).


Y aquí tenéis una vista completa del dormitorio, con mesitas de espejo de Habitat, y lamparitas de cerámica caladas. Eran unas lámparas de mesa, pero las transformamos en lámparas de suspensión colocándolas en el techo, a ambos lados de la cama, liberando el espacio en las mesitas, que no son demasiado grandes, ni me gusta verlas demasiado llenas ;-).




Amarillo, plata, beige, gris y caramelo podrían parecer una combinación arriesgada, pero creo que funciona y sobre todo lo hace porque el blanco de las sábanas de Burrito Blanco (podéis encontrar este modelo en su página web, clic aquí), atenúa la intensidad de la mezcla de colores y funciona como lo que es, el neutro perfecto.




Et voilà! hasta aquí el tour por mi dormitorio. Si os ha inspirado en algún proyecto que tengáis en mente, comentad!!


5 ideas de boutique que puedes adaptar en tu casa


La decoración comercial es una fuente inagotable de inspiración porque los interioristas que trabajan en este campo tienen una premisa muy clara: conseguir funcionalidad por encima de todo, hacer que el cliente se mueva libremente por la tienda y lograr el objetivo de la venta, y en todo momento hacer del espacio un lugar tan llamativo y atrayente como cómodo y agradable. Sin duda, todo un reto decorativo. 

Y ese es justamente el motivo de este post, me ha llamado mucho la atención este proyecto y a través de estas imágenes quiero contaros 5 ideas de boutique que puedes utilizar en casa. Efectivamente, en esta tienda de Los Ángeles podemos fichar un buen número de tendencias de decoración que con facilidad puedes adaptar en un vestidor, en un dormitorio, en el salón o en cualquier rincón de tu casa, o de un apartamento vacacional que quieras alquilar, o de ese nuevo rincón en el que estás pensando.



1. Papel pintado efecto mármol: es una realidad que los revestimientos naturales, las piezas de gran formato y la expresión portentosa de piedras y minerales es una tendencia en auge. Así, esta temporada vamos a ver cómo vuelven los suelos de terrazo y, como aquí, cómo hacer que un espacio luzca soberbio con solo imitar las formas caprichosas del mármol. Aquí puedes ver algunos ejemplos más.


2. Estructuras de mesa con efecto metalizado: ya sea oro mate, plata, bronce, cobre o oro rosado, las patas metálicas de cualquier silla o estructura de mesa rejuvenecerá al instante con una mano de spray de acabado metalizado. Yo lo he probado en repetidas ocasiones y siempre con un resultado excelente. Pintar con spray una base de mesa o cualquier otro elemento metálico es una forma ideal, y económica, de cambiar completamente su aspecto.



3. Colgadores a la vista: el momento "boutique" estará asegurado con tus prendas (ordenadas, eso sí), a la vista. Genial para vestidores abiertos, para un recibidor donde colocar tus abrigos, chaquetas, bolsos y fulares, preparados para salir. Aquí se hace imprescindible dominar el arte del styling, esto es, que no puedes colocar las cosas de cualquier manera: utiliza una escala de color, prendas monocromáticas o agrupa la ropa por estilos. Muy útil también si vas a salir de viaje o si preparas tus outfits de toda la semana con antelación. Para poner en práctica esta idea, utiliza un "burro" o perchero metálico, cambia alguno de sus detalles, como las ruedas o los remates, invierte un poquito en unas perchas bonitas y/o fija un cable de acero de pared a pared para conseguir el mismo resultado liberando el suelo.


4. Espejos apoyados en el suelo: ¿que te ves mejor en la tienda que una vez en casa? Probablemente eso es porque cuando fuiste a comprar no te diste cuenta de un recurso muy básico y muy resultón para que el cliente esté lo más satisfecho posible con la imagen que le devuelve el espejo. Los espejos que están ligeramente separados de la pared por la parte inferior nos devuelven un reflejo más estilizado de nosotros mismos. Perfecto no solo para tiendas, sino también para la vida diaria, porque no hay nada como tener la autoestima bien alta, ¿no os parece?



y 5. Pocos complementos decorativos, y bien escogidos: dos pedestales gemelos para sostener dos jarrones (a ser posible, con flores :-)), una estantería con piezas perfectamente alineadas, siguiendo una composición armónica en la que es fácil que la vista se deleite, y no que se aturda, como nos pasa muchas veces en casa, son demostraciones, puras y duras, de que menos es más. Por mucho que nos empeñemos en acumular (o que, sin querer, lo hagamos), no vamos a conseguir interiores más agradables a la vista, sino seguramente más y más estrés visual. Destaca solo unos pocos elementos: ya sean libros, objetos de decoración o complementos de vestir; los verás y los usarás más. 





¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Eres de decorar con pocos recursos, pero bien seleccionados? Y, yendo un poco más allá,...¿crees que tu casa te atraería si fueras un cliente?

Imágenes: My Domaine

Y el ganador es...

Ya ha finalizado el plazo para participar en el Sorteo de la silla Acapulco, de la mano de la tienda de decoración online SKLUM, y ya tenemos ganador. Antes de desvelaros su nombre, quiero daros las gracias a las 536 personas que habéis participado en el sorteo. Para mí ha sido increíble llegar a un número tan alto de participaciones. El premio es genial, pero lo más importante es saber que estáis al otro lado de Ministry of Deco. Muchas gracias, de verdad.

También antes de desvelaros el nombre del ganador, me gustaría compartir con vosotros cuáles han sido los colores que más os han gustado. Como sabéis los que habéis introducido vuestros datos en el formulario, en SKLUM hay hasta 14 colores diferentes para elegir. Pues bien, estos han sido los colores más elegidos:



En primer lugar, el negro, con 166 votos. En segundo lugar, el turquesa, con 107 votos, y el blanco roto, en tercer lugar, con 68 votos. Les siguen Isla Paraíso, con 45 votos, menta, con 32 votos, y amarillo, con 31.

Y ahora sí, la ganadora es:


Miguela García Mendoza
¡Enhorabuena! Me pongo en contacto contigo por email para que nos puedas facilitar tus datos y enviarte tu silla Acapulco.

Y a todos los demás, ¡muchas gracias por participar!









Podéis consultar el sorteo aquí

SORTEO!! Porque necesitas una Acapulco de SKLUM



Aaaaay, el verano! lo tenemos a la vuelta de la esquina y, con el buen tiempo que hace, es inevitable no pensar en espacios exteriores, en vivir en la terraza, en equipar el balcón y en, por qué no, conseguir ese oasis exterior que te hará disfrutar de cada momento que pases en él. Y por eso, porque estás con ganas de estrenar, te propongo participar en un SORTEO, de la mano de SKLUM. SKLUM es una tienda online de mobiliario, iluminación y decoración en la que puedes encontrar piezas inspiradas en los clásicos del diseño, sillas y mesas originales y lámparas que son una delicia.






Por si aún no te has sumergido en el mundo de diseño y decoración de SKLUM, te propongo un sorteo muy sencillo gracias al cual podrás hacerte con una silla ACAPULCO, un clásico del diseño que tuvo su origen en los años 50 y que, desde entonces, se ha revisionado en multitud de ocasiones, sin perder nunca ni un ápice de vanguardia. Desenfadada y divertida, parece que mentalmente nos remita a las vacaciones y al mobiliario de exterior, pero lo cierto es que contrasta muy bien con cualquier tipo de decoración en interiores, ya que por sí sola es capaz de animar un vestidor, crear un llamativo rincón de lectura, complementar a los sofás del salón o ser una pieza clave en la habitación de los niños.




La silla ACAPULCO es perfecta en cualquier rincón dentro de casa, pero lógicamente también en la terraza, como puedes ver en esta selección de imágenes. Es el relax hecho silla, ni más ni menos. Y, por si aún no tienes suficiente inspiración, mira algunos de los colores en los que la encontrarás disponible en la web de SKLUM:



Cuentan con hasta 14 colores, así que si estás pensando en poner más de una en casa, imagina las infinitas combinaciones que puedes hacer con ellas. Mis favoritas, peonía y amarillo, pero Isla Paraíso y Sangría también me encantan. Bueno, no miento, me gustan todas :-)  

Participar en el sorteo es muy, muy fácil. Solo tienes que elegir tu color favorito (puedes ver los 14 colores pinchando aquí). Rellena el formulario que tienes bajo estas líneas (en él tan solo tienes que seleccionar el color que más te gusta, incluir tu nombre y tu email para que pueda ponerme en contacto contigo en caso de resultar ganador o ganadora. Y conseguirás la silla ACAPULCO en el color que tú elijas (sujeto a disponibilidad y limitado a territorio español).

 PARTICIPA YA!! Tienes hasta el próximo sábado 3 de junio (hasta las 23.59 hora peninsular) para hacerlo. ¡Mucha suerte!


Imágenes: 1, 3, 4, 5 Pinterest  2.

Renovar una caravana: un proyecto apasionante


Es entrar en la primavera y no poder evitar soñar con proyectos de renovación: de habitaciones, de casas enteras, de jardines o... de caravanas. Reconozco que, esto último, renovar una caravana vieja (que no vintage), hace algunos meses que me llama mucho la atención. El hecho de renovar, paso a paso, la pintura interior, los pomos de la minicocina, las cortinas fruncidas del salón-dormitorio, la pintura y todos los detalles de la escasa decoración de un espacio tan funcional como una caravana, me parece un proyecto apasionante. Seguramente lo sea, sobre todo ahora que las niñas son pequeñas. Y aquí, aunque el hecho de ir de camping pueda ser apasionante (lo desconozco, la verdad), tengo que reconocer que lo que me atrae del todo del proyecto diy de renovar una caravana es poder sorprenderme con un antes y después.




Mientras busco caravanas candidatas, sueño y vuelvo a soñar, pienso si es para nosotros o si no, os dejo con esta apasionante caravana que unos bricoladores expertos de Australia han tenido a bien de renovar. Con un estilo marinero chic, la pareja ha dado en el clavo. Diferentes tonos de azul, una importante presencia de textiles y una gran lámpara que podría resultar contraindicada en un espacio tan pequeño (pero que, al contrario, consigue zonificar perfectamente la zona de comedor) son las claves de un interiorismo fresco pero acogedor, perfecto para escapadas en familia.



¿Habéis hecho alguna vez un proyecto así? ¿Nos lo contáis?


Imágenes: Inside Out Magazine y todo el antes y después en Cedar and Suede

Oro y blanco para decorar el exterior este verano


En algunas regiones del país las temperaturas han bajado drásticamente pero, ¡no nos alarmemos! ¡que no decaiga! No pasa nada, es solo una pequeña tregua para empezar a disfrutar de verdad de las cenas al aire libre, de los ratos junto a la piscina y, sobre todo, de la decoración de interiores.
Antes al contrario, estos días no hacen sino que nos aferremos con más fuerza al deseo de preparar los ambientes que nos harán sentir el buen tiempo, ya sea en el interior de casa como en la terraza o el balcón. Las imágenes del post de hoy vienen directamente de una sesión de fotos de H&M home para este verano. El combo de oro y blanco se nos presenta como el lujo de un atardecer de verano, el brillo del Sol en el textil de la casa y en el tamiz de la luz a través de un improvisado cenador, como el que aparece justo debajo de estas líneas.


El color oro puede parecer fuera de toda paleta de color cuyo finalidad haya sido ser usada en verano, pero lo cierto es que los campos de trigo seco o las palmeras recortadas en la tarde pueden ser tan doradas como el espumillón de la Navidad. Así que, ¿por qué no dorado en verano? ¿Por qué no mezclarlo con la pulcritud del blanco y tener un esquema contemporáneo y evocador al mismo tiempo? Los suecos lo emparejan con cojines, plaids o mantas étnicas con toques de beige o de negro. Cien por cien adaptable, con bambú, con latón o con lo que tengas por casa. 





Verano en oro, ¿sí o no?


Inspiración color: los tonos de moda que querrás para tu casa


En la decoración, como en la vida, hay que liberarse de prejuicios, arriesgar saliendo del camino trazado, de nuestra zona de confort del color blanco, y buscar nuestra propia senda. El color transmite emociones hasta límites insospechados, y cambiar los colores de casa puede ser (y estoy segura de que lo va a ser), un ejercicio de liberación y renovación muy importante. Metafísica aparte, cambiar los colores significa básicamente eso, renovación, y ¿a quién de vosotros no le gusta cambiar lo que tiene alrededor según su estado anímico? 


La primavera va a ser la excusa perfecta para llevarlo a cabo. Y, en ese sentido, llego con novedades. Hace poco tuve la suerte de participar en la presentación de las nuevas cartas de color de la marca Jotun. Si estás atent@ al instagram de Ministry of Deco pudiste ver las coordinaciones de color que nos mostraron, y que obedecen a tres tendencias principales: Nordic Living, Urban Living y Continental Living. Las tres son fruto del trabajo de análisis de tendencias y de la inspiración global que recogen sus expertos en color, traducidas en una gama de colores perfectamente coordinados entre sí y cuyas combinaciones, que quizás a priori no nos habríamos planteado, resultan del todo evocadoras.


Analizando las tres, me apetecía presentaros Urban Living, con colores como el Deco Pink, en la imagen superior a estas líneas (atención al zócalo creado con la pintura, que no llega hasta el techo, y que crea una suave caja perfectamente contemporánea combinada con arte y algunas piezas de diseño contemporáneo o del siglo XX). Bajo estas líneas, el color Mist y el Velvet Grey, un mix de caqui y gris muy calmado sobre el que destacar cualquier pieza de mobiliario o de decoración en tonos claros.




En la imagen superior, el verde Pale Green de Jotun crea una suave atmósfera y se combina con la estantería, pintada en Evergreen. Aprovechando de la frescura calmada que transmite, dejadme que aproveche el momento para añadir la silla Superleggera a mi lista de deseos :-).



Para más referencias, en la primera imagen del post, la escalera está pintada con el tono Skylight, mientras que el fondo de pared (con el cuadro de los flamencos) luce el color Delightful Pink, El bodegón de la imagen que continua el post está pintado con el tono Mist, mientras que la pared del comedor minimalista que la acompaña está pintada en Dusty Red, la pared blanca en Skylight y los taburetes en color Deco Pink.

Hace tiempo que el rosa ha dejado de ser frívolo y solo femenino para convertirse en un neutro muy contemporáneo, ¿sabes ya dónde pintar con él?
© Ministry of Deco | Diseño por Photonica